José Mourinho apareció para poner voz al vestuario del Real Madrid en una de las semanas más convulsas de la temporada. La derrota en Vigo, en la Copa, ha vuelto a sacudir al último campeón de Liga. Acompañado por su cuadro técnico, el entrenador blanco agradeció las palabras de apoyo de Florentino Pérez esta mañana, en la entrega de las insignias a los socios, sin entrar en muchos detalles: "No valoro las palabras de mi presidente".
El portugués no ha querido dar detalles de las charlas que ha mantenido estos días con sus jugadores, a los que criticó falta de actitud el pasado miércoles. "He hablado con todos, pero lo hago internamente", dice sobre su serio toque de atención a un bloque en el que, a pesar de todo, todavía confía. "Los resultados no son satisfactorios, pero es la misma gente que el año pasado fue el mejor equipo de Europa", subrayó.
El entrenador madridista también ha recordado que el primero en exigirse más es él mismo. Mourinho lamenta no haber detectado antes el bajón deportivo del equipo. "No me siento bien con mi rendimiento", ha reconocido. Mirando a su equipo no descarta hacer cambios ante el Espanyol, el sábado en el Bernabéu (19.00 horas). Álvaro Morata podría tener una oportunidad en un equipo donde Karim Benzema sigue con problemas musculares.
El propio Mourinho ha dejado flotando la duda de la lesión del francés ante el Celta. "Si alguien sale de un partido por una lesión, lo lógico es que no esté para el siguiente. Aunque a veces sí ocurre. Alguno sale del césped en brazos y después puede jugar. No sé", ha reflexionado. "Sólo los estúpidos no cambian si sale algo mal", ha dicho, antes de afirmar que no es un "experto en derrotas". "No he perdido mucho en mi vida", ha recordado.
Con el pinchazo de Vigo en el ambiente, Mourinho valoró las opciones de Fabio Coentrao de estar contra el Espanyol. "El partido de Málaga no es más exigente que el partido del Espanyol. Cada partido es igual de exigente. Si Coentrao está, que está para jugar, lo hará", dijo del portugués.
Recibe a un Espanyol en situación complicada, que ha cambiado de entrenador y está necesitado de puntos. "El Espanyol tiene un entrenador que me gusta mucho y ha tenido hasta hace un par de semanas otro que también me gusta mucho. Por lo tanto, me gusta su equipo y su trabajo. Pienso que Aguirre con su experiencia, con su conocimiento y con sus años acumulados en esta Liga sabrá mejor que nadie dar al Espanyol los resultados que le están faltando. Aprovechando el buen trabajo de Mauricio [Pocchettino], dándole su toque personal yo creo que los dos juntos habrán formado un equipo capaz de sumar puntos".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

About this blog

About

About

About the first Baptist Church

Blogger news

Blogroll

Blogger templates

Test Footer 2

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Datos personales

Blog Archive